Saltar al contenido

Manejo de rupturas con niños de por medio

Manejo de rupturas con niños de por medio

Un divorcio aunque suena un tanto alarmante, es ese fin o solución que hallan las parejas cuando la relación se torna complicada. Sin importar el motivo, cuando hay niños de por medio se suele agravar todo un poco más.

Sin embargo, la asesoría de un abogado y un procurador será crucial para resolver de la mejor manera posible esta situación. Destacando, que a la vez, te facilitarán la vías de un engorroso proceso judicial.

 Asimismo, si los padres han llegado a un mutuo acuerdo será más sencillo y menos costoso. En cambio, si no hay otra alternativa se recurre a un procedimiento contencioso; en el que cada uno contratará a sus abogados para defender y promover su caso.

Al establecer un arreglo de lo que se permitirán, su representante legal, transcribe un Convenio Regulador, donde se detalla los resultados de la separación. Éste será presentado ante la corte y ya con el consentimiento del fiscal, el juez dictará el veredicto ratificando o no el convenio.

Por otra parte, el segundo proceso, dependerá de los estudios de los abogados quienes demostrarán los términos ante el juez y éste tendrá la palabra final.

Leyes que defienden el bienestar de los niños

Patria potestad

Ambos padres tendrán derecho ante las decisiones que surjan en la vida del pequeño, ya sean viajes, operaciones etcétera.

Custodia de los menores

Con el paso del tiempo, este rol o compromiso lo han ido ocupando los padres, pero igual dependerá del convenio al que han llegado los progenitores. También, podrán compartir dicho decreto. Y en caso de que sea recién nacido o lactante, se quedará con la madre.

Régimen de visitas

Varía en su extensión, dependerá de las leyes establecidas tanto como de los parámetros expuestos entre los antecesores. Pero, usualmente se reunirán los fines de semanas, quedándose desde el viernes regresándolo a su respectivo hogar el domingo. A la vez, deberán compartir la mitad de todos los periodos vacacionales.

Ingreso alimenticio

Se basa en un monto recibido cada cuatro semanas para los gastos personales del niño o niños (luz, comida, vestimenta, medicinas entre otros). El padre que no se quede con la custodia tendrá que responder por la pensión. Se aclara que sólo será un aporte debido a que también, el que sí viva con el niño colabora con los gastos.

La cantidad de éste dependerá del ingreso de los padres, de las pertenencias que hayan unido mientras convivían y del número de menores que tengan.

Gastos extraordinarios

Estos cubrirán gastos médicos, si el pequeño presenta alguna enfermedad o problemas de salud, útiles escolares entre otros problemas especiales que se desarrollen. También, será compartido por mitades, a menos que alguno de los padres gane más que el otro. Por lo tanto, si el padre le dobla el salario a la madre o viceversa, aportará un 60% ó 70% más,

No obstante, estos tipos de basamentos serán velados por el fiscal, teniendo siempre en mente los derechos del niño. Evitando o anulando cualquier decisión que perjudique al mismo.

Manejo de rupturas con niños de por medio
5 (100%) 1 votos